Cultivar el Tao es Vivir el Presente

tao presente taoismo fluir

¿De qué trata el taoísmo?

De Presente. ¿Por qué presente? Porque el taoísmo lo que pretende es fluir con la energía universal, y ésta se manifiesta de diferentes formas en todas las cosas de la naturaleza. Los sabios taoístas se dieron cuenta de que la eternidad se reflejaba de instante en instante, en cada cosa, y que lo único que tenían que hacer era entrar en armonía y comunión con esa corriente que se da en el momento presente. Ese fluir con el todo se refiere, entre otras cosas, a la unión del observador y lo observado y se representa en el taoísmo con el símbolo del yin-yang, que son los opuestos que se integran. 

 ¿Cómo se consigue?

La cuestión ahora sería cómo logramos insertarnos en esa corriente universal y ser uno con ella. Para ello tenemos que hablar de los dos principios básicos sobre los que se apoya el taoísmo: el wu wei (no acción, no hacer, no forzar) y tzu jan (conocer nada). Estos son los dos consejos que dan para lograr la ansiada unión con el todo y la inmortalidad. Según los taoístas cuando no fuerzas la acción, el resultado es la naturalidad, y cuando no conoces nada previamente, el resultado es la espontaneidad. Dicho de otro modo, los taoístas se abandonan a la naturalidad y a la espontaneidad para poder actuar directamente, sin que medie conocimiento que los separe de esa corriente. Los antiguos sabios se dieron cuenta de que el conocimiento (teoría) viene siempre del pasado, del recuerdo y la memoria, y que si pretendían fluir con el presente no podía haber ni pasado ni futuro; solo presente. Por ello Lao Tsé dice: El Tao que puede conocerse no es el Tao.

 La supuesta paradojatao espontaneidad no forzar

Tao significa camino, senda o vía. El taoísmo es el camino del no camino.

O dicho de otra forma: para el taoísmo no existe un camino predeterminado que haya que seguir, como sucede en muchos sistemas de pensamiento. En otras religiones como el cristianismo o el budismo (por citar alguna) se afanan en decirnos cómo lograr la tan deseada unión con el Todo y desarrollan una serie de técnicas destinada a ello. Esas técnicas es una determinación que el adepto ha de seguir fielmente, y se basan en una teoría o conocimiento aceptado previamente, donde la imitación del patrón o modelo resulta fundamental. Por contra, en el taoísmo no existe (o no debería de existir) ese conocimiento previo y, como consecuencia, tampoco puede haber un esfuerzo en un sentido determinado, ni una imitación de un patrón de actuación ¿Entonces qué puede hacer el taoísta? Nada. Lo más que puede hacer es abandonarse a la naturalidad (wu wei) y la espontaneidad (tzu jan),sin forzar o provocar nada.

Anuncios

Acerca de zuxael

www.facebook.com/mauro.zuxael www.facebook.com/mettasound.cuencos
Esta entrada fue publicada en mjs al alma, tao, zen y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s